La erradicación de viviendas rancho y la necesidad de agua potable en parajes de Chancaní


Durante la misión a Chancaní del 5 de Noviembre de 2011 pudimos ver la cantidad de familias que requieren de manera real una nueva vivienda, familias que esperan la erradicación de su rancho -algunos ya con bastante deterioro...
y dificultades edilicias por el paso de los años y la imposibilidad de mantenimiento- además de sumarse la falta de agua potable y el costo de conseguirla, sumándose la problemática de la familia numerosa y la promiscuidad, con la necesidad de contar a nivel zonal cada paraje con alguna base de extracción acuífera permanente. Es importante que el gobierno continúe construyendo estas casas -de buena calidad- para que los ranchos no sean el emblema del Chagas y otras enfermedades que azotan la región y de fácil contagio. Tal es así que el permanente esfuerzo de la comuna para llevar agua nunca será lo suficientemente oportuno para lograr un completo abastecimiento de ese elemento indispensable para la vida en las zonas más alejadas, y la necesidad de contar con vehículos en buen estado dado a que la mayoría de los caminos son rígidos y las viviendas se encuentran aisladas una de otra. Apelamos a la urgente gestión de los funcionarios para que esto pueda solucionarse pronto y se muevan para que a través del Programa Agua para Todos logren llevar nuevas perforaciones a los lugares más distantes donde hoy no cuentan con la posibilidad de obtener agua potable. No solo son importantes las extracciones realizadas en puntos estratégicos -como las escuelas- sino también en lugares donde se puedan concentrar las mayores necesidades de un paraje donde habitan mayoritariamente familias numerosas. Podemos decir también -luego de haber compartido una jornada muy calurosa- que el lugar donde están viviendo es una zona muy árida, sin una solución visible a corto plazo ya que la situación de la represa es crítica y depende de la poca recepción del agua de las lluvias en temporada estival.